Nuestra Historia

Soy Verónica Amenábar, arquitecta y fundadora de Colach.

 Siempre me han encantado las manualidades, coser, bordar y todas las actividades que me permitan ocupar mis manos, que creo que es una verdadera terapia de relajación.

En un comienzo hice un Instagram, como portafolio de mis proyectos personales, y mis amigas empezaron a preguntarme si se vendían, así me di cuenta que a la gente le gustaba lo que estaba haciendo y que había una oportunidad para empezar un negocio. 

 En ese tiempo trabajaba en una oficina como arquitecta, quise cambiar de rumbo y darle una oportunidad a lo que en verdad me gustaba.

 Finalmente en noviembre de 2019, nace Colach, su nombre viene de la palabra "Collage" chilenizada, pensando en los colores, géneros y texturas que tienen los productos.

Primero comencé sola, en un taller en mi casa, pero poco a poco Colach empezó a crecer gracias a ustedes y a tener más ventas por lo que necesité ayuda. Hoy en la costura tengo la ayuda la Bernardita (Bernardita Orellana) y la Mary (Elena Abarca) que son las mejores costureras!. Y en el corte me ayuda Iván Romero. 

Todas las telas de Colach también son diseño propio, creadas en Ilustrator y luego impresas, lo que hace que sean productos únicos! Nos gusta siempre estar innovando en diseño de productos y telas! Y ya contamos con una colaboración, de Pola Ilustra, una seca ilustradora chilena. 

Colach ya es un emprendimiento formal, que sigue creciendo día a día gracias a ustedes y recibiendo su cariño!

¡Muchas gracias!